Vitaminas

Home / Consejos / Vitaminas
Vitaminas

Vitaminas

Vitaminas
Las vitaminas son sustancias inorgánicas que están presentes en los alimentos y nos resultan absolutamente imprescindibles para la vida. Tienen una función específica en el correcto funcionamiento del cuerpo. Su carencia en el organismo puede desencadenar problemas de salud.
Cada uno de estos componentes posee funciones concretas y específicas, que son irremplazables. Por este motivo, si se produce un desajuste en sus niveles (hipo o hipervitaminosis) o existe una ausencia de las mismas (avitaminosis) el organismo no trabaja bien y se producirán alteraciones. La mayoría de las vitaminas funcionan, entre otras cosas, como cofactores o co-enzimas de reacciones químicas. Es decir, son elementos imprescindibles para que esa transformación. Por ejemplo, sin vitaminas no se puede obtener energía a partir de los alimentos o no funciona bien el sistema defensivo frente a infecciones o las conexiones neuronales de nuestro sistema nervioso se ven alteradas.
Las vitaminas no aportan energía al organismo, es decir, son nutrientes acalóricos. Por este motivo, en una dieta hipocalórica o adelgazante, no hay que reducir el aporte vitamínico.
Cada una de ellas posee una recomendación de consumo específica que suele ser bastante pequeña y está ajustada a características y situaciones como sexo, edad, embarazo o lactancia. Sin embargo, y a pesar de necesitar mínimas cantidades vitamínicas, si no mantenemos una alimentación completa y muy variada tomando de todos los grupos de alimentos, se puede desarrollar carencias con algunas vitaminas.

Clasificación de las vitaminas
En la actualidad hay descubiertas y descritas 13 vitaminas. Las vitaminas se clasifican en dos grandes grupos atendiendo a su solubilidad (su capacidad para disolverse): en hidrosolubles y liposolubles.
Las vitaminas hidrosolubles son:
Vitamina C o Ácido ascórbico, Alrededor de 50-60 mg/día en adultos.*
Vitaminas del grupo B:
Vitamina B1 o Tiamina, 1,1-1,5 mg/día en adultos.*
Vitamina B2 o Riboflavina, 1,2-1,6 mg/día en adultos.*
Vitamina B3 o Niacina, 15-19 mg/día en adultos.*
Vitamina B5 o Ácido pantoténico, 4-7 mg/día en adultos.*
Vitamina B6 o Piridoxina, 1,6-2,2 mg/día en adultos.*
Vitamina B8 o Biotina, 30-100 µg/ día en adultos.*
Vitamina B9 o Ácido fólico, 100-300 µg/día en adultos.*
Vitamina B12 o Cianocobalamina, 2-2,6 µg/día en adultos.*

Las vitaminas liposolubles son cuatro y tienen en común la característica de que no se solubilizan en Son las siguientes:
Vitamina A o Retinol, 800-100 µg Equivalentes de Retinol/día en adultos.*
Vitamina D o Calciferol, 5-10 µg/ día en adultos.*
Vitamina E o Tocoferol, 8-10 mg α-tocoferol/día en adultos.*
Vitamina K, 45-80 µg/día.*
Nota: *Recomendaciones diarias por día.


Requerimientos especiales de vitaminas

Existen diferentes etapas en la vida como la infancia, la vejez, el embarazo o la lactancia, donde nuestro cuerpo requiere un incremento de estas vitaminas, estos suplementos deberán ser prescritos por un médico, ya que como decíamos, su ingesta abusiva (hipervitaminosis) también puede ser perjudicial para la salud.

Suplementación
La mayoría de las personas toman uno o más suplementos dietéticos todos los días u ocasionalmente. En la actualidad, los suplementos dietéticos incluyen vitaminas, minerales, hierbas y sustancias botánicas, aminoácidos, enzimas y muchos otros productos. Los suplementos dietéticos se presentan en distintas formas: pastillas o píldoras tradicionales, cápsulas, en polvo, en bebidas y barras energéticas. Entre los suplementos más utilizados se encuentran las vitaminas D y E, los minerales como el calcio y el hierro, las hierbas como la equinácea y el ajo, y productos especializados como la glucosamina, los probióticos y los aceites de pescado.

La etiqueta de los suplementos dietéticos
Todos los productos etiquetados como suplementos dietéticos incluyen una sección con los ingredientes, cantidad de ingredientes activos por porción, y otros ingredientes agregados (como rellenos, aglutinantes y saborizantes). El fabricante sugiere la cantidad a ingerir, pero usted o su médico tal vez decidan que otra cantidad es más apropiada en su caso.
Los suplementos ayudan a prevenir y controlar enfermedades crónicas. También es bueno recordar que los suplementos no sustituyen los alimentos, se debe tener una alimentación balanceada y variada solo así aumentamos nuestras expectativas de vida y viviremos mas saludable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

16 + 18 =